LA ZONA

La Colonia Roma tiene el orgullo de ser, junto con la Condesa, el primer fraccionamiento habitacional con todos los servicios de infraestructura necesarios. Se conjugaron en ella dos factores que la distinguen de sus contemporáneas.

En primera instancia destaca el urbano, con sus notables innovaciones: calles amplias con camellones (Orizaba), avenidas arboladas de buena anchura como la de Veracruz, hoy Insurgentes (30 metros), y Jalisco, hoy Álvaro Obregón (45 metros), todo un boulevard parisino. La nomenclatura de sus calles, al igual que la Condesa, utiliza los nombres de estados y ciudades de la República Mexicana. Dos plazas se trazaron en el eje central norte–sur de la colonia: el Parque Roma (Plaza Río de Janeiro), y la Plaza Ajusco (Luis Cabrera).

El segundo factor es su arquitectura, pues en ella se construyeron los últimos inmuebles en los estilos art nouveau, ecléctico y afrancesado que caracterizaron al régimen de Porfirio Díaz. Se conservan aún alrededor de 1,500 inmuebles convertidos ya en monumentos artísticos. En el aspecto social, fue residencia de numerosos personajes: Álvaro Obregón, Fernando del Paso, Pita Amor, Sergio Pitol y Ramón López Velarde; Andrea Palma, María Conesa, Enrique Alonso (Cachirulo) y Leonora Carrington. Además, Jack Kerouac, Allen Ginsberg y William Burroughs, poetas del movimiento beat, habitaron estas calles.

A partir de los años cuarenta arribaron a esta colonia un buen número de provincianos del sureste de México; esto hizo que sus primeros habitantes emigraran a nuevas colonias. Para los años sesenta, se convirtió en una zona comercial, escolar y de oficinas, principalmente.

En los años noventa renació al establecerse en ella una serie de galerías de arte, librerías, museos y escuelas; a partir de entonces se inclina por seguir desarrollando un perfil cultural.

¿QUÉ HACER EN LA ROMA CONDESA?

 

CONTACTO

CONTÁCTANOS

© 2020 Asociación turística Roma Condesa | Pwd. by ChipotleMedia